Princesos & Caballeras

Soy un bloque de texto. Haz clic en el botón Editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Nos adaptamos a cualquier espacio

Ficha Técnica:

Duración de la obra aprox.: 55 min
Espectáculo para aire libre y espacios cerrados: Nos adaptamos a los espacios disponibles.
Técnico de la Compañía: Luis Sanchís
La Compañía posee Seguro de Responsabilidad Civil y Riesgos Laborales

Ficha Artística:

Melisa de las Heras (soprano y Actriz)
Carlos Santos Carro (Actor y Titiritero)

Idea Original: Carlos Santos

Escénica: Carlos Crooke
Dirección Musical: Zarzuguiñol

Escenografía: : Títeres expresivos & Marcelo Fernández

Producción: Zarzuguiñol, s.l.u.

Sinopsis:

Un rey tiene dos hijos, tal y como manda la tradición, el príncipe se está educando para ser caballero y ella para ser princesa. El príncipe es muy patoso y no le gusta luchar, prefiere ser diseñador de moda. Ella se aburre con las labores propias de una princesa y prefiere la acción, luchar con la espada, tirar con arco y montar a caballo.

 

La compañía Zarzuguiñol conjuga a los actores, guiñoles y música en directo para contar esta obra: Princesos y Caballeras, una entrañable historia que habla del poder de la igualdad, de la importancia de conocer tu leyenda personal y de la lucha por conseguir tus sueños.

 

En está ocasión, a diferencia de otras producciones de la Compañía Zarzuguiñol, además de la Zarzuela, se abre el abanico a otros estilos como rancheras, musicales o canción melódica.
En Príncesos y Caballeras hay mucha comedia, sorpresas y música, en donde se utiliza el juego y la implicación del público, transportándolos a un mundo mágico mediante la transformación de los actores en los distintos personajes, los títeres y las canciones.

¿Estás interesado/a?

 

¿Quieres que te mandemos un dossier explicativo de este espectáculo?

 

Contacta con nosotros.

¿ Conoces todas nuestras obras?

Dos Marineros en Remojo

Cervantes tiene un sueño

Zarzuguiñol